Gestión residuos aire comprimido

¿Qué hacer al fin de la vida útil de equipos de aire comprimido para una correcta gestión de residuos?

El continuo aumento en la producción de residuos, unido a la escasez de recursos naturales y el aumento de precios de materias primas, son objeto de máxima preocupación en los países industrializados. Al mismo tiempo, se ha convertido en prioridad absoluta para muchas empresas que llevan a cabo una incesante búsqueda de soluciones que permitan atajar esta problemática.

Es esencial tomar conciencia sobre la situación de degradación extensiva del planeta, y la necesidad de proteger y consevar el medio ambiente para la consecuención de un desarrollo sostenible.

Una gestión inadecuada de los residuos puede ocasionar importantes alteraciones en el funcionamiento de la biosfera, debido tanto a la peligrosidad de algunos de ellos, como a la creciente incapacidad de acogerlos, además de contribuir de forma indirecta al agotamiento de los recursos naturales.

Es fundamental la aplicación de sistemas integrados de gestión de residuos que permitan contemplar todos los aspectos implicados, para buscar soluciones tanto a nivel económico como ambiental, priorizando la prevención de la contaminación y el aprovechamiento de recursos.

Clasificación de residuos atendiendo a su peligrosidad

Residuos peligrosos

Son aquellos que figuran en la lista de residuos peligrosos aprobada por el Real Decreto 952/1997, así como los recipientes y envases que los hayan contenido.

Posteriormente, los diferentes tipos de residuos han sido tipificados en la Lista Europea de Residuos (LER), aprobada por la Decisión de la Comisión 2000/532/CE, de 3 de mayo 2000. Difundida en España a través de la Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, Ministerio de Medio Ambiente.

En la práctica se consideran residuos peligrosos los que en su composición tengan constituyentes (Códigos C, Tabla 4 RD 952/1997) que den a los residuos carácter de peligrosidad (Códigos H, Tabla 5, RD 952/1997).

Residuos no peligrosos

Son aquellos residuos que no están incluidos en la definición de residuo peligroso. En referencia al listado LER, son aquellos que no están acompañados de un asterisco.

La correcta gestión de residuos en equipos de aire comprimido

Procedimiento general para la correcta gestión de residuos en los diferentes equipos de aire comprimido al final de su vida útil.

  1. Identificación y codificación atendiendo a la Lista Europea de Residuos (LER). Se le asigna un código de seis cifras.
  2. Clasificación en función de su peligrosidad:
    – Peligrosos: El código de seis dígitos termina con un asterisco (Aceite usado LER130206* – Filtros de aceite LER 150202* – Gas fluorado refrigerado LER 140601*)
    – No peligrosos (carrocería, elementos metálicos, alúmina …)
  3. Entrega a un gestor de residuos autorizado RRPP o RNP.

Compresores

  1. Se debe retirar el aceite y entregarlos a gestor autorizado como residuo peligroso.
  2. Se deben retirar los filtros de aire y aceite y entregarlos a gestor autorizado como residuo peligroso.
  3. Se debe entregar la carrocería y demás elementos metálicos a un gestor de residuos limpio de hidrocarburos.
Gestión de residuos | Compresores

Secadores frigoríficos

  1. Se debe retirar el aceite y entregarlos a gestor autorizado como residuo peligroso
  2. Se deben retirar el gas fluorado refrigerante por un mantenedor autorizado.
  3. Se debe entregar la carrocería y demás elementos metálicos a un gestor de residuos limpio de
    hidrocarburos y gases.
Gestión de residuos | Secadores frigoríficos

Secadores de adsorción

  1. Se debe retirar la alúmina del interior del secador.
  2. Se debe entregar la carrocería y demás elementos metálicos a un gestor de residuos.
Gestión de residuos | Secadores adsorción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *