Compresores de tornillo Ingersoll Rand

Los compresores de tornillo se han convertido en el método más popular de compresión de aire en la industria debido a su simplicidad de instalación y mantenimiento, y su probada fiabilidad. Estos compresores suelen utilizarse en actividades que requieren un suministro constante de aire comprimido y han sido diseñados para ofrecer una larga vida útil, garantizando los más altos niveles de productividad, eficiencia y eficacia.

Inger Componentes / Ingersoll Rand cuenta con la experiencia necesaria para poder ofrecerle compresores y equipos de tratamiento de aire comprimido de la mejor calidad. Ingersoll Rand cuenta con productos de calidad superior, que se encuentran respaldados por su propia organización internacional de servicio de piezas de repuesto, proporcionando toda la asistencia necesaria para mantener a su empresa en activo.

Tradicionalmente los compresores de pistón han dominado el mercado de 2,2 a 5,5 kW, debido en gran medida a sus bajos costes. Los grandes avances tecnológicos han conseguido que los precios de ambos tipos de compresores hayan conseguido equipararse. Esto, unido a los menores costes energéticos para producir el mismo volumen de aire, hacen del compresor rotativo, una solución económica.

Funcionamiento y tipos de compresores de tornillo

El aire entra a través del filtro de aspiración pasando a través de una válvula antes de entrar a los rotores por la zona de aspiración, al entrelazarse los lóbulos de los rotores helicoidales del airend el volumen de aire disminuye, durante este proceso de compresión se crea calor que es rebajado mediante la inyección de aceite, realizando 3 funciones de vital importancia: lubricar, sellar y enfriar. Al comprimirse el aire pasa al tanque separador dónde es forzado a realizar un giro brusco con el objetivo de desprenderse de la mayor cantidad de aceite posible.

Durante este proceso el aire comprimido puede llegar a alcanzar temperaturas muy elevadas, los compresores van equipados con unos intercambiadores de calor con los que se consigue bajar la temperatura y garantizar un uso seguro.

Existen una gran variedad de tipos de compresores de tornillo que se adaptan a diferentes necesidades, desde los más básicos que ofrecen pequeños rangos de potencia (kW/CV), compresores de velocidad variable (VSD) que permiten adaptarse a las fluctuaciones de demanda o compresores de doble etapa que ofrecen un gran ahorro energético. Inger Componentes trabaja con sistemas avanzados de aire comprimido ofreciendo las mejores tecnologías y diseños, con novedosas funciones que aseguran los más altos niveles existentes de productividad, eficiencia y fiabilidad.

Sistemas de aire comprimido avanzado

Ingersoll Rand trabaja para seguir destacando frente a sus competidores con sistemas de aire comprimido avanzados que reducen los gastos de funcionamiento, potencian la productividad, y amplían la vida útil de los equipos. Los compresores de Ingersoll Rand se han ganado la confianza de la industria por su insuperable fiabilidad, calidad y productividad, se han introducido importantes innovaciones en los compresores de aire de tornillo rotativo lubricado de la Serie R Next Generation: mejoras en el airend garantizando una eficiencia superior, la mayor capacidad de su categoría y una fiabilidad excepcional.

Características principales de los compresores de tornillo Ingersoll Rand

Las principales características de este gran diseño son:

  • Diseño vanguardista del airend que incrementa su ciclo de vida efectiva.
  • Excelente estabilidad mecánica, especialmente bajo condiciones de carga fluctuantes.
  • Rotor optimizado que ayuda a reducir los gastos de mantenimiento.
  • Caudal de aire de primera clase y hasta un 11% superior al de los modelos anteriores, que hace que se reduzcan los requisitos del compresor y los costes asociados a la inversión y el consumo de energía.
  • Todos los compresores de la Serie R Next Generation incluyen un controlador inteligente de la serie Xe.
  • Diseño de inducción avanzado que cumple las normas de rendimiento energético de IE3. El control de velocidad variable (VSD) le puede proporcionar un 35% de ahorro en los costes logrando una mayor eficiencia.

Ahorro energético

La utilización de un adecuado compresor de aire puede suponer un importante ahorro energético para la empresa. El airend realizado por los ingenieros de Ingersoll Rand mejora la eficiencia hasta en un 13 %, además de proporcionar la mejor capacidad de su categoría con respecto al caudal de aire, un funcionamiento más silencioso y una vida útil más larga, siendo diseñado para ofrecer un funcionamiento fiable durante 10 años.

Todas estas innovaciones se encuentran respaldadas por exclusivas ventajas, como un proceso de ingeniería y diseño especializado, una completa gama de programas de asistencia y duraderas piezas consumibles de la marca Ingersoll Rand.