Depósitos acumuladores de aire comprimido

Depósitos acumuladores Ingersoll Rand

Los tanques receptores de aire son fundamentales para los sistemas de aire comprimido, ya que permiten un funcionamiento eficiente del sistema. También sirven como almacenamiento temporal. Los tanques le permiten utilizar el aire cuando el compresor no se encuentra en funcionamiento. Además, también suministran aire adicional al sistema durante los picos de consumo o periodos de utilización intensiva.

Los tanques receptores son fundamentales para los sistemas de aire comprimido

Los compresores desempeñan un papel importante a la hora de determinar la ubicación y el tipo de tanques requeridos. Los tanques principales se encuentran situados junto a los compresores de aire y actúan como depósitos de almacenamiento. Los tanques secundarios se encuentran más alejados de los compresores, pero siguen estando lo suficientemente cerca de los equipos que necesitan grandes cantidades de aire.

Ventajas

  • Los tanques receptores de aire le ahorran la molestia de tener que encender el compresor cuando se necesita aire únicamente durante unos segundos. Esto reduce los costes de utilización del compresor. También se ven reducidos los costes de mantenimiento y el consumo eléctrico.
  • El almacenamiento de aire comprimido en el depósito permite satisfacer picos de consumo.
  • Reduce las caídas de presión y las fluctuaciones en el sistema.
  • Los depósitos acumuladores evitan ciclos innecesarios de arranque/parada de los compresores, extendiendo su vida útil y proporcionando ahorros energéticos.
  • La condensación se elimina del aire almacenado. Esto añade al sistema de aire un nivel adicional de eliminación de humedad. El colector de humedad tiene conectado un drenaje que ayuda a eliminar el agua del sistema.
Tanques receptores Ingersoll Rand